¿Por qué optar por un dentífrico con clorhexidina?

Hoy sabemos que cepillarse los dientes todos los días es esencial para mantener unos dientes y encías sanos. No obstante, ante la creciente oferta de pastas de dientes que responden a multitud de necesidades, a veces resulta difícil elegir.

Descubra en este artículo por qué los dentífricos con clorhexidina están especialmente indicados para personas con problemas de encías y obtenga información sobre cómo actúa la clorhexidina, el agente antibacteriano de referencia utilizado para reducir la placa dental, la principal causa del sangrado de encías.

¿Para qué sirven los dentífricos con clorhexidina?

Echarse pasta de dientes en el cepillo todos los días se ha convertido en un gesto automático, un reflejo del que no se cuestiona la utilidad. No obstante, es interesante conocer las funciones que cumple la pasta de dientes o dentífrico, pues son muchas.

Científicos en el laboratorio

La utilidad principal de un dentífrico es limpiar los dientes. Más específicamente, están diseñados para limpiar y purificar la boca. En este contexto, un dentífrico con clorhexidina irá más allá que una pasta de dientes clásica. De hecho, permite combatir con mayor eficacia las bacterias gracias a su excelente función antibacteriana, reduciendo así la formación de placa dental y limitando la aparición de problemas relacionados en las encías.

El dentífrico Parogencyl Forte contiene un 0,125 % de clorhexidina, un ingrediente activo de referencia que ayuda a combatir la acumulación de placa bacteriana, mientras que el dentífrico Parogencyl Control contiene zinc, un mineral de acción antibacteriana. El zinc aporta numerosos beneficios a la salud dental. Así, ayuda a fortalecer las encías, combate la proliferación de bacterias, la formación de sarro, refresca el aliento y protege contra la placa hasta 18 horas.

Además de su acción limpiadora, la pasta de dientes Parogencyl Control también protege el esmalte dental y previene la formación de caries gracias a su contenido en flúor. Asimismo, permite mantener el aliento fresco.

La clorhexidina, un poderoso agente antibacteriano

Qué es la clorhexidina y cómo actúa

La clorhexidina es el agente antibacteriano más utilizado por los periodoncistas dada la eficacia altamente probada de sus propiedades antiplaca (gracias a la labor de Löe y Schiott en 1970). Ésta se encuentra concretamente en la pasta de dientes Parogencyl Forte.

La clorhexidina es un antiséptico de amplio espectro que reduce e incluso frena la proliferación de bacterias. La clorhexidina es un ingrediente ampliamente utilizado en odontología, especialmente como complemento para tratamientos de periodontitis y cirugía bucal:

Su acción se mantiene activa durante varias horas después de haber entrado en la cavidad bucal (entre 7 y 12 horas).

La utilidad del dentífrico con clorhexidina

El uso de pastas de dientes convencionales, incluso cuando se combina con una excelente higiene bucodental, no suele ser suficiente para mantener a raya por completo la formación de placa dental.

Por eso, el uso ocasional de dentífricos antibacterianos, como aquellos que contienen clorhexidina, por ejemplo Parogencyl Forte, es una manera excelente de controlar y combatir con mayor eficacia las bacterias que se desarrollan en la boca. Eso sí, solo como complemento de una pasta de dientes que contenga flúor.