Dolor de encías: cómo identificar y remediar el problema

A menudo, las infecciones de encías vienen acompañadas de síntomas indoloros, que pueden parecer leves, como el sangrado de encías  , un cambio en la coloración o incluso un mal aliento persistente. Por eso es importante observarse atentamente las encías y visitar periódicamente al dentista antes de que el problema se convierta en algo más grave.

Paciente y dentista

 

Sin embargo, y aunque sea menos común, también es posible que tenga las encías irritadas. ¿Le duelen las encías al cepillarse los dientes, o cuándo come o bebe?  En ese caso, es importante determinar la causa del dolor para poder tratarlo, pues no es algo normal. Descubra en este artículo los distintos causantes que explican el dolor de encías, así como las maneras de aliviarlo.

 

Las posibles causas del dolor de encías

Aftas bucales

Estas úlceras que se forman en la boca pueden llegar a provocar un fuerte dolor de encías. Pueden aparecer a causa del estrés, a daños en el tejido de la mucosa oral o estar relacionadas con una afección más generalizada, como el debilidad del sistema inmunológico o alguna enfermedad gastrointestinal.

Caries

El dolor generado por la presencia de una caries puede extenderse a toda la zona afectada, especialmente a las encías.

Cortes o abrasiones

El dolor de encías a veces encuentra su explicación en un simple corte o abrasión. Esto es frecuente en el caso de las personas que llevan ortodoncia, dentadura postiza o prótesis dentales: una mala colocación puede irritar el tejido gingival y causar dolor.

Infección sinusal

La sinusitis, una inflamación del tejido que recubre los senos paranasales que se produce cuando estos se llenan de líquido, favoreciendo así la proliferación de gérmenes, puede provocar dolor de encías.

Enfermedades de las encías

El dolor de encías también puede deberse a que hay una infección en las encías. La más común es la gingivitis  , que puede evolucionar hasta convertirse en periodontitis  , una infección más grave en el caso de que no se trate a tiempo.

Higiene bucodental deficiente

Por último, la gran mayoría de los dolores de encías se deben a una higiene bucal deficiente, ya sea por no cepillarse correctamente o por la falta de regularidad en los cuidados bucodentales.

Cómo aliviar la irritación de las encías

Aplicar frío a la zona afectada

Para lograr un alivio inmediato del dolor, una solución eficaz suele ser beber agua fría y aplicar cubitos de hielo a la zona inflamada, ya que a veces permite incluso reducir temporalmente la hinchazón.

Tomar un antiinflamatorio

Los antiinflamatorios también son una opción que proporciona alivio inmediato, reduce la hinchazón en la zona inflamada y promueve la recuperación de las encías.

Mejorar la higiene bucodental

Optar por un dentífrico y un cepillo de dientes diseñados específicamente para tratar los problemas de encías contribuirá a reducir el dolor de encías. Gracias a su acción antibacteriana sobre la placa dental, la pasta de dientes Parogencyl Forte ayuda a limitar el sangrado ocasional de las encías y prevenir su inflamación.

También se recomienda el uso de hilo dental, cepillos interdentales y la realización de enjuagues bucales para limitar la acumulación de placa dental.

Concertar una cita con el dentista

Solo su dentista podrá hacerle un diagnóstico profesional adecuado y recetarle el tratamiento oportuno si fuera necesario. No deje de visitar a su dentista una vez al año: es imprescindible para prevenir problemas más graves.

También añadir que el tabaquismo, la mala alimentación, la diabetes, el envejecimiento, los cambios hormonales y el estrés pueden causar dolor de encías.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el sangrado de encías es a menudo indoloro, lo que no significa que pueda prescindir de la cita con su dentista. Por el contrario, es preferible consultar con el dentista tan pronto como aparezcan los primeros síntomas, aunque no sean dolorosos, para prevenir problemas gingivales más graves antes de que aparezcan.