Parogencyl Website

¿Cómo mantener unas encías sanas?

Desde muy temprana edad, se nos dice que hay que cepillarse los dientes dos veces al día para tenerlos sanos. Pero ¿qué pasa con las encías?

A no ser que duelan, no les prestamos demasiada atención. Y, sin embargo, son precisamente los problemas de encías los que nos debilitan los dientes. Por eso hay que actuar rápidamente y con eficacia.

Tener las encías sanas son fundamentales para tener unos dientes fuertes. Aprenda a identificar las encías sanas y descubra nuestros consejos para mantener la salud de sus encías.

¿Encías sanas? Cómo reconocerlas en función del color

Las encías son un reflejo del estado de salud general. Por eso es tan importante prestarles atención a diario: observe la coloración y textura para detectar cualquier anomalía lo antes posible y pedir cita con su dentista.

Descubra a continuación el significado de las diferentes coloraciones de las encías y cuándo preocuparse.

Las encías de color rosáceo o marrón son por lo general encías sanas

El rosa es el color de las encías sanas y bien cuidadas.

Las encías también pueden ser naturalmente de color marrón si se tiene la piel oscura o se ha estado expuesto al sol, ya que la melanina oscurece las encías. Para saber si están sanas, observe la textura: esta ha de ser lisa y firme, independientemente de su coloración natural.

Encías enrojecidas, amarillentas, negruzcas, blanquecinas o grisáceas: ¡peligro!

Las encías de tonalidad rojiza indican que hay inflamación o infección, en cuyo caso deberá pedir cita con el dentista lo antes posible. Probablemente esto significa que tiene las encías sensibles y posiblemente le sangren cuando se cepilla los dientes.

¿Tiene las encías de color tirando a amarillento? Esto suele indicar la presencia de gingivitis e ir acompañado la mayoría de las veces de hinchazón. ¿Están recubiertas de una película blanquecina? Seguramente se trate de una infección por hongos, por lo que debería consultarlo con su dentista para recibir el tratamiento necesario para combatirla. Sin embargo, si solo tiene una llaga amarillenta o blanquecina, podría ser una úlcera o una infección viral.

Si tiene las encías de color negruzco, probablemente esté relacionado con el tabaquismo y el consumo de ciertos medicamentos. ¿Tienen cierta tonalidad grisácea? En ese caso, es señal de debilitamiento del sistema inmunológico, que puede estar relacionado con el estrés o el tabaquismo. De cualquier manera, es aconsejable que pida cita con el dentista para revisar su historial médico y obtener consejos más específicos.

Seis consejos para tener unas encías sanas

Cepíllese los dientes durante dos minutos dos veces al día

Cepillarse diariamente los dientes durante al menos dos minutos es esencial para eliminar la placa, ayudar a prevenir la acumulación de sarro y proteger las encías. Si es propenso a sufrir de problemas de encías, elija un cepillo de dientes y una pasta de dientes especialmente diseñados para prevenirlos. No olvide cepillarse también suavemente las encías al tiempo que se lava los dientes.

 Utilice hilo dental

Es recomendable pasarse el hilo dental al menos una vez al día para desprender las partículas de alimentos que se hayan quedado atrapadas entre los dientes. Al mismo tiempo, el hilo dental ayuda a limpiar las zonas entre los dientes y bajo las encías en las que la placa se queda acumulada fácilmente, y que podría hacerlas sangrar.

El uso de hilo dental está recomendado para todo el mundo, ya que ayuda a prevenir las enfermedades de las encías y a perfeccionar el trabajo del cepillo de dientes, pues permite limpiar aquellas zonas a las que éste no puede llegar. Se utiliza pasando cuidadosamente el hilo en torno a cada uno de los dientes formando una C y haciendo movimientos de ida y vuelta.

Añada el enjuague bucal a su rutina de higiene bucodental

El enjuague bucal ayuda a proteger las encías y a fortalecer el esmalte. Además, colabora en la reducción del nivel de bacterias presentes en la cavidad bucal. Así pues, ayuda a prevenir la aparición de placa dental, complementando la acción del cepillado, y a mantener una buena higiene bucodental.

El enjuague bucal Parogencyl está especialmente recomendado para quienes sufren de sangrado ocasional de encías. Su fórmula con Zinc, Flúor y Vitamina E es de doble acción: ayuda a prevenir la inflamación de las encías y a reducir la acumulación de la placa bacteriana. Se utiliza después del cepillado, 2 veces al día: se aconseja enjuagarse la boca con 20 ml de solución durante unos 30 segundos y después escupir.

Obsérvese las encías con regularidad

Examinarse las encías todas las semanas le permitirá identificar cualquier cambio en el color o textura con la suficiente antelación para prevenir un posible problema antes de que se convierta en algo más grave.

Reduzca el consumo de alcohol y cigarrillos

El consumo de tabaco y alcohol contribuye a la inflamación de las encías, por lo que es aconsejable evitarlos en la medida de lo posible.

De hecho, según la encuesta de UFSBD-CETAF sobre salud periodontal y factores de riesgo asociados de 2005, el tabaco tiende a disminuir la capacidad del sistema inmunológico, promueve el desarrollo de bacterias anaeróbicas que causan enfermedades en las encías y afecta a la cicatrización de los tejidos. En cuanto al alcohol, su consumo influye en la microbiota bucal, propiciando la proliferación de bacterias nocivas.

Acuda al dentista al menos una vez al año

Incluso aunque el cepillado de dientes se realice a diario, la placa dental puede llegar a depositarse de forma permanente y convertirse en sarro. Por lo tanto, es imprescindible ir al dentista con regularidad para que puedan hacerle una limpieza en profundidad y así prevenir la gingivitis.